sábado, 23 de enero de 2010

Museo de Sitio Colón 10



Una serie de evidencias bioantropológicas de la Cultura Chinchorro fueron halladas in situ en los faldeos del Morro de Arica (XV Región de Arica y Parinacota). La fragilidad de las evidencias, la gran cantidad de cuerpos humanos y ajuares funerarios, así como su gran antigüedad, llevaron a la adquisición del terreno por parte de la Universidad de Tarapacá y la realización de un proyecto museográfico para poner en valor estas evidencias culturales. De esta manera, el 17 de diciembre de 2009 se inauguró el Museo de Sitio Colón 10 con la participación de las principales autoridades académicas y gubernamentales de la región. Las puertas al público se abrieron definitivamente el 5 de enero de 2010.

El Museo de Sitio, localizado en la parte más alta de la calle Colón y a escasos metros del Mirador de la Virgen, está conformado por una construcción de dos pisos. La parte inferior del edificio exhibe una serie de paneles con información relativa a:

  1. Contexto y objetivos del proyecto
  2. Sitios arqueológicos tempranos y contemporáneos a Chinchorro
  3. Ubicación de los principales sitios Chinchorro y arcaicos en la zona andina
  4. Plano de localización de los principales sitios Chinchorro en el radio urbano de Arica
  5. Secuencia cronológica y cultural de la región
  6. Desarrollo tecnológico de las poblaciones Chinchorro
  7. Economía y subsistencia de las poblaciones Chinchorro
  8. Ritos y tratamientos de los muertos en la Cultura Chinchorro
  9. Recreación de las principales actividades de las poblaciones Chinchorro
Pasando el área de paneles, se dispone el cementerio de cuerpos Chinchorro cuyos cuerpos han sido despejados para su exhibición. Una parte de los cuerpos descubiertos de arena presentan una protección acrílica transparente para que puedan ser observados por el público. Esta protección transparente también permite que el observador pueda caminar por sobre esta cubierta y así observar con detalle el cementerio. Un gran panel de fondo permite explicar gráficamente cada uno de los entierros.

Un pasillo conduce a la parte alta del edificio desde donde se puede observar el contexto completo del cementerio. También conduce a una terraza donde hay información sobre el ambiente costero y sus principales recursos faunísticos. Desde este lugar se tiene una excelente vista de la ciudad y del mar.


La importancia de este museo radica en que por primera vez se exhiben in situ evidencias funerarias de la Cultura Chinchorro y que pueden ser visitadas por un público amplio. Además, su mantención en el lugar permite disminuir el deterioro de las evidencias, ya que su exhumación podría provocar graves daños en su conservación. Sin embargo, aún se debe poner atención en determinados agentes que están causando un deterioro progresivo de las evidencias, así como evitar otros potenciales. En el primer caso, se debe controlar la entrada directa del sol hacia el lugar de los entierros, ya que el sol está provocando en el corto plazo el deterioro de elementos frágiles como pigmentos, restos vegetales, partes blandas del cuerpo humano, pelo, entre otros. En el segundo caso, no todas las evidencias arqueológicas se encuentran protegidas con la cubierta transparente antes señalada. Sólo basta un par de segundos para que un niño intruso de manera no intencional o una persona cualquiera, algo perturbada, ingresen al lugar y destruyan un patrimonio bioantropológico que ha permanecido en el lugar por miles de años.

Para quienes quieran conocer este Museo de Sitio de la Cultura Chinchorro, el edificio se encuentra abierto de martes a domingo entre 10:00 y 18:00 horas. Los valores de ingreso son de $2.000 para adultos y $ 1.000 para niños.

Más información sobre el proyecto y la inauguración del museo se puede leer en:

http://www.uta.cl/prontus_uta/site/artic/20091219/pags/20091219000858.html

http://www.universia.cl/portada/actualidad/noticia_actualidad.jsp?noticia=151228

http://www.elmorrocotudo.cl/admin/render/noticia/23952

2 comentarios:

  1. Creo que la real importancia del museo de sitio Colón 10, es que evidencia un cambio de paradigma de la arqueología con respecto a los restos bioantropológicos, en donde la preservación in situ de éstos y su mínima intervención, logra que el contexto funerario como un todo cobre relevancia y permite a la comunidad ser parte de ello y que no permanezca como un conocimiento restringido al ámbito intelectual.
    Según la información que me han entregado el Museo ha sido pensado como un laboratorio de campo, por tanto siempre tendrá la apariencia de no estar terminado, esto referente a lo que mencionas sobre los cuerpos sin protección de vidrio, sin embargo no se permite la entrada de un número grande de personas lo que permite un mejor control de los visitantes al museo.
    Respecto a la cubierta de vidrio, si bien está diseñada para caminar sobre ella, por política del museo esto no estará permitido por un tema de respeto hacia los individuos allí depositados.
    Los posibles agentes de deterioro que mencionas están siendo constantemente evaluados, sin embargo no se han evidenciado mayores cambios en los cuerpos a lo largo de los años que llevan expuestos, gracias a la conservación preventiva que ha sido aplicada. Cabe destacar que los cuerpos ya se encontraban semiesqueletizados y blanqueados cuando fueron hallados.
    La exhumación de cuerpos, sus posteriores intervenciones y/o depósitos precarios han causado muchas veces un deterioro irreparable de éstos. El nuevo paradigma nos lleva a un ideal de mínima intervención, por ello el Museo de Sitio Colón 10 asienta un precedente y es un ejemplo de perseverancia del equipo de académicos y profesionales de la Universidad de Tarapacá entre los que destacan Vivien Standen, Mariela Santos y Calogero Santoro, entre otros, que con el apoyo del CMN y otras entidades, logró darle un vuelco al destino de estas momias y su contexto funerario.

    Vérónica Silva

    ResponderEliminar
  2. Soy argentina, admiro y respeto a las culturas originarias, y estuve en el museo en septiembre de este año, y pude así saber de la cultura chinchorro, y que sus momias son las más antiguas del mundo. Siempre nos han dicho que eran las egipcias, lo que demuestra como nuestra educación, no tiene en cuenta nuestras culturas precolombinas. El museo es muy interesante, esta muy bien armado y explicado. Lo recomiendo.

    ResponderEliminar